Frase de marzo

Un único valor: el respeto; y todo sería perfecto