Volver a Segundo

Aspectos a tener en cuenta de 2º

 ALMUERZOS SALUDABLES Y SIN RESIDUOS

 

Nuestros almuerzos continuarán siendo saludables y sin residuos. Para ello evitamos el uso del papel de aluminio sustituyéndolo por el taper, la bolsita, … y seguimos el mismo calendario de almuerzos, recordando que no se puede traer ni bollería, ni chucherías.

 

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes
Bocadillo Fruta Bocadillo Fruta Libre

 

DESARROLLO EVOLUTIVO  

  1. A NIVEL COGNITIVO.

Los niños / as de 6 a 8 años, se encuentran en el estadio de operaciones concretas, lo cual supone la necesidad de manipular (los objetos, el lenguaje,…) para alcanzar los conceptos que se proponen.

Poseen una inteligencia práctica, por lo que conocen a través de su experiencia personal y cotidiana, aunque evolucionan progresivamente hacia la lógica. Disponen de un pensamiento sincrético y analítico, percibiendo globalmente la realidad, estableciendo analogías sin realizar análisis y procediendo inductivamente.

Manifiestan interés por las cosas que le agradan. En general la atención y observación es inestable y persiguen el objetivo mientras dura el interés. Poseen una gran curiosidad intelectual, manifestándose en la llamativa pregunta del ¿por qué? a todo o casi todo. Son imaginativos, imitativos, curiosos e impacientes.

 

  1. A NIVEL SOCIOAFECTIVO.

          Se desenvuelven básicamente en la vida social, pues ya disponen de los hábitos necesarios para ella. Entienden y respetan las normas de convivencia. Amplían su proceso de socialización, relación y colaboración con los demás.

Presentan dificultades para tomar decisiones y son egocéntricos, individualistas e impositivos. Son bastantes sensitivos y no aceptan bien las críticas. Les gustan las cosas familiares y sienten necesidad de seguridad, de la aprobación del adulto. En la mayoría de sus acciones es indiferente el sexo y mezclan el mundo real con el mundo “mágico”. 

 

  1. A NIVEL MOTOR.

En este ciclo el desarrollo del esquema corporal y la estructuración espacio-temporal es el referente esencial a tener en cuenta. El niño / a  toma como punto de partida el conocimiento que tiene de las diferentes partes de su cuerpo, pasando del movimiento global al segmentario, y afirmando totalmente su lateralidad.

Empieza a tomar conciencia de su cuerpo pasando de la acción a la representación, tanto de su cuerpo como de su acción motora. Diferencia las partes que intervienen en el movimiento, obteniendo una mejor imagen de sí mismo.

En la medida que conozcan y afiancen hábitos que favorezcan la utilización de su cuerpo, desarrollarán una correcta actitud corporal que beneficie su crecimiento.