Volver a Primero de Infantil

Orientaciones y aspectos importantes

CARACTERISTICAS EVOLUTIVAS

1. DESARROLLO  FISICO MOTOR

La maduración del sistema nervioso del niñ@ le va a permitir grandes avances en su desarrollo motor. Esto se nota en aspectos como:

– Mejor coordinación de los movimientos en actividades de saltar, correr, bailar…

-Mejor realización de movimientos para manejar objetos con los brazos y manos como lanzar y botar balones.

-Sus habilidades manuales han avanzado consiguiendo mayor precisión en sus movimientos: pintar, garabatear…

  • Tu hijo necesita muchas y variadas actividades motoras y sensoriales, para alcanzar su completo desarrollo.
  • Posibilita a tu hijo amplitud y libertad de movimiento, que no se sienta atado por espacios cerrados y ropas que le agobien.
  • Necesita practicar sus nuevas adquisiciones físico-motoras (saltar, correr, deslizarse, rodar, etc) a veces, esto entraña situaciones de riesgo para el. es importante observarle para estar al tanto de los peligros que pueda tener.
  • Proporcionarle objetos habituales para que juegue: pelotas, trapos, papeles, construcciones, revistas viejas………etc.
  • Intenta valorar siempre los avances que consigue tu hijo.
  • Procura que el niño alterne ratos de actividad con momentos de descanso y tranquilidad, sobre todo, antes de acostarse.

2. DESARROLLO COGNITIVO

El niñ@ aprende a través de la imitación de situaciones reales, ve lo que hacen sus papas/ mamas y herman@s en casa, lo que hace la profesora en la escuela y los imita jugando. Es a través de este juego (mamas, casitas, médicos, profesores…) como el niñ@ va conociendo lo que le rodea y las formas de comportamiento de los adultos.

A esta edad sólo entiende lo que ve y no se da cuenta de las transformaciones de una misma persona u objeto. Por ejemplo: no conoce al padre cuando se disfraza aunque le oiga hablar. Para el niñ@ deja de ser su padre, y pasa a convertirse en “eso” en que se ha disfrazado.

El papel que juega el lenguaje es esta edad es fundamental porque da mayor riqueza a estos juegos, ayudando a fijar los conceptos.

  • Juega con tu hijo,  recuerda que él no esta sólo jugando, está aprendiendo.
  • Mientras juega, nombra los objetos y acciones para que el niño los vaya asimilando. no te contentes con saber que tu hijo te comprende: fomenta su expresión, su lenguaje, su dialogo….
  • Observa sus juegos y actividades; a partir de ahí puedes ver cuáles son sus intereses (materiales, juguetes…)
  • A veces no puede comprender los razonamientos del adulto, por tanto, una actitud positiva en el modo de decírselo, será más eficaz, sin que ello suponga un cambio de postura, ya que es importante que tenga pautas claras y firmes.
  • Da respuestas veraces a sus preguntas, con explicaciones claras y sencillas.

3. DESARROLLO DEL LENGUAJE

El niñ@ de tres a cuatro años está fijando definitivamente los sonidos elementales de la lengua. Domina casi todos los sonidos, otros los va adquiriendo, pero no debe alarmarnos el hecho de que algunas veces se equivoque o los altere. Por ejemplo, “abe” por “abre”, “pato” por “plato”.

En su manera de hablar, las frases que utiliza son más largas que antes y con términos más complicados. Aparecen artículos (el, la, unos, unas) pronombres personales (yo, tú, él…) Aunque puede cometer errores a la hora de usarlos. Adquiere primero aquéllos que se refieren a primera y segunda persona (nosotros, vosotros…). Aparecen también adverbios y algunas preposiciones expresando situación. 

Empieza a abandonar el estilo tan característico que tenía en las etapas anteriores (“a dormir”, “a comer”), e intenta adaptarse a una conjunción más parecida a la del adulto.

Entre los tres y cuatro años debe usar el lenguaje de forma que le permita entender y realizar preguntas, comprender y producir frases que expresen negación, aunque la perfección diste del modelo correcto y se conforme con poner un “no” ante aquello que rechaza: “no, sopa,no”, “no, nene, no”.

El que tu hijo pronuncie y articule bien los sonidos depende, en gran medida, de que vosotros,  como padres, les ofrezcáis unos modelos correctos de pronunciación. en el control de la articulación interviene decisivamente el oído. Si oye bien, tendrá más posibilidades de pronunciar bien.

  • Háblale correctamente y no imites su forma de hablar. no atosigues a tu hijo porque te parezca que va lento en algún aspecto de la pronunciación;  dale tiempo porque cada niño tiene su ritmo.
  • Si a tu hijo le cuesta utilizar de forma  correcta  alguna parte  de la oración o la construye mal, ofrécele el modelo correcto, pero tomando aquello que él ha dicho y repitiéndoselo correctamente. por ejemplo: ”es su coche de su papá”. el adulto le dirá: “sí es el coche de su papá”.

4. DESARROLLO AFECTIVO SOCIAL

El niñ@ de esta edad generalmente está a gusto en su casa, en la familia  o con niñ@s de su edad.

Muestra grandes deseos de agradar y colaborar, escucha con atención lo que se le dice y realiza pequeños encargos en casa, sintiendo satisfacción por sus éxitos.

Sin embargo, puede oponerse en muchos momentos a los deseos de los adultos, pero esto no es más que un intento de ir marcando las diferencias con respecto a los demás.

Comienza a compartir sus juguetes con otros niños pero, aunque jueguen juntos, no colaboran entre ellos.

Dos conductas frecuentes suelen aparecer en el niñ@ durante este años:

-celos, especialmente ante el nacimiento de un nuevo hermano.

-miedos y temores hacia situaciones concretas y localizadas (truenos, oscuridad…)

  • No debes presentar ante tu hijo actitudes educativas  contrapuestas (el padre deja hacer una cosa y la madre la prohíbe)
  • Establece un número limitado de normas a cumplir, de forma clara, pero luego dichas normas se le debe exigir que las cumpla sin saltárselas “a la torera”.
  • Predica con el ejemplo: el niño aprende lo que ve.
  • No respondas a la agresividad del niño con agresividad, porque aprenderá a comportarse agresivamente.
  • Si eres demasiado rígido, tu hijo no se permitirá ningún fallo y ahogará sus deseos, lo que provocará en él una gran ansiedad.
  • Si eres demasiado permisivo no tendrá demasiada fuerza de carácter para controlarse, lo cual le hará impulsivo, débil y caprichoso.
  • No evites a tu hijo pequeñas frustraciones para que comprenda que la realidad no le va a ser siempre y en todo favorable.
  • Facilita a tu hijo el contacto con otros niños de su edad. debe hablar, comunicarse y aprender la relación social mediante el juego y el contacto con sus compañeros.
  • Puedes y, de hecho, debes darle explicaciones adecuadas y sencillas a sus preguntas sobre cuestiones sexuales.
  • No hagas a tu hijo las cosas que él puede hacer por sí solo.
  • Facilita la adquisición de los hábitos de autonomía y limpieza en ambiente de calma y naturalidad, aceptando la variabilidad de cada niño. no es importante que tu hijo aprenda pronto   -su vida no es una competición-  sino que lo haga en el momento que esté maduro para ello.